Daniel Martínez, antiguo alumno del colegio La Salle Paterna, inició hace unos meses una experiencia que le está cambiando la vida. Lasaliano de corazón, antiguo alumno, hijo de profesores de La Salle, su compromiso con los más necesitados y con el carisma de San Juan Bautista de La Salle le ha llevado a recorrer un camino de servicio, compromiso y ayuda. Ahora, su misión está en Estados Unidos, en una comunidad lasaliana en el Bronx, Nueva York.

Daniel publicó una carta en https://lasallianvolunteers.org/ en la que contaba como han sido, hasta ahora, sus vivencias en este nuevo reto. Por su interés y por su vinculación con La Salle Valencia-Palma hemos traducido esta carta que compartimos con todos vosotros.

Gracias, Dani, por tu compromiso y trabajo.

Hace un año tomé una decisión que cambiaría mi vida por completo. Una decisión de la que no me arrepiento, pero que fue arriesgada.

Estudié toda mi vida en La Salle de Paterna en Valencia, España. Ahí es donde recuerdo pasar los años más felices de mi vida. Mis padres son maestros y yo crecí trabajando como voluntario, asistiendo a campamentos de verano y participando en la catequesis. Unirme a los Voluntarios lasalianos fue una oportunidad para ir un paso más allá. Significó dejar mi vida en España para continuar mi vocación lasaliana en el otro lado del océano, en un país con una lengua y cultura diferentes. Sabía que esto sería un reto para mí.

Esta decisión, tan loca como valiente, está cambiando mi vida y mi percepción por completo. Ahora vivo en el Bronx, Nueva York, en la Comunidad Lasaliana en Bedford Park, junto con cuatro Hermanos y tres Voluntarios Lasalianos. Mi gran familia americana. La vida aquí es mejor de lo que imaginaba; La vida en comunidad con hermanos y voluntarios es entrañable. Las rutinas con nuestras oraciones diarias y nuestras cenas comunitarias, así como los planes de fin de semana fuera del hogar. Especialmente en mi caso, creo que vivir en una comunidad es especial, ya que estoy lejos de mi hogar y extraño a mi familia.

Mi trabajo aquí es muy diferente de lo que había hecho en programas de voluntariado anteriores. Estoy trabajando en POTS, parte de la solución, una agencia multiservicio en el Bronx. Este centro es una fuente de ayuda para cientos de residentes del vecindario que asisten a los diferentes servicios diariamente: comedor comunitario, despensa de alimentos, correo, cortes de cabello, servicios legales, servicios de inmigración, departamento de empleo, etc. Proporciono asistencia de admisión para clientes que buscan acceso a Programas POTS. También ayudo a los clientes a obtener y mantener beneficios en efectivo y no monetarios, como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP), Mujeres, Bebés y Niños (WIC), Medicaid, Lifeline (teléfonos), Exención de Aumento de Rentas para Personas de la Tercera Edad (SCRIE) y Discapacidad Exención de aumento de renta (DRIE). Además, ayudo a los clientes a encontrar el acceso a varias formas de vivienda temporal y permanente, incluidas las solicitudes de vivienda de apoyo, las solicitudes de hogares de ancianos y las solicitudes de vivienda de bajos ingresos. Trabajamos con las familias para pasar de la crisis a la estabilidad y, en última instancia, la autosuficiencia.

A veces siento mucha responsabilidad porque soy el primer contacto que los clientes tienen con la organización. Conduzco entrevistas de admisión donde recopilo información demográfica y hablo con ellos sobre su vida. Por esa razón, trato de demostrar que tenemos que tratar a todos con empatía, respeto, escucha y afecto porque todos tenemos historias que contar y no siempre se escuchan todas las voces. Durante este proceso, es muy gratificante ver cómo ayudamos a las familias. Nunca antes había tenido un trabajo que me hiciera sentir tan orgulloso y espiritualmente realizado.

Todo esto se desarrolla con los mejores compañeros de trabajo, que me ayudan y me enseñan todos los días y me hacen sentir orgulloso de contribuir a la misión POTS. Solo llevo cuatro meses aquí y me emociona ver lo que me depara el resto del año. Seguiré viviendo con mi maravillosa comunidad lasaliana y continuaré ayudando a los vecinos y las familias del Bronx junto con mi equipo de POTS. ¡Avancemos!


Daniel Martínez, antiguo alumno de La Salle Paterna

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.