Una amiga mía a la que acompañé a visitar algunas ermitas valencianas para un trabajo que realizaba ella.  Y le envié un vídeo, que circula por las redes sobre un “Nuevo Párroco…”

Cariñosamente me contesto con un hecho que le pasó a ella por la zona de Castellón de la Plana.

Paso a relataros el hecho y vosotros analizáis aplicándolo a vuestra reflexiva vida.

“Esa historia la viví yo, en el  mes de julio del año 1996.

Estaba hospedada en la Casa Ermita de Catí para corregir mi libro “ERMITAS de la COMUNIDAD VALENCIANA”, cuando conocí a Lourdes; una mujer analfabeta que me daba lecciones diarias de bondad, humildad, generosidad y espiritualidad como no hallé jamás en otra persona.

Era pastora durante los meses de julio y agosto, cuidando el rebaño de ovejas de una parienta suya para que esta pudiera ir a Barcelona pasar dos meses con una hija y tres nietos.

Lourdes, salía muy temprano al monte con el rebaño y, sobre las once de la mañana, regresaba con dos ramos de flores de Lavanda y Romero, subía a mi habitación donde estaba tecleando con la máquina de escribir y se quedaba quieta en la puerta, sin rechistar.  Cuando yo cambiaba de folio, me decía:

-. Yo nunca he conocido una escritora ¿me deja que me quede aquí un rato?

-. Claro mujer-respondí- pero no tengo otra silla para tí…

-. ¡Ah, no importa! Yo me siento en el suelo, y le he traído estas flores que cogí en el monte para que huela bien la habitación.

Durante una semana Lourdes cumplía su ritual, llegaba con el ramillete de flores silvestres, metidas en una botella de plástico, se sentaba en el suelo, sacaba del delantal una aguja y un ovillo de hilo y se ponía a hacer calcetines “para los nietos de su parienta”…Cuando el reloj daba la una, Lourdes en silencio salía de la habitación y acudía a la cocina a fregar platos y cacharros con cuyo trabajo se ganaba la comida diaria.

Sobre las dos y media de la tarde, bajaba yo a comer y preguntaba por Lourdes que estaba en la cocina comiendo entre los pucheros.

-. Oye Alfredo-dile a Lourdes que venga a comer a mi mesa…

-. ¡Doña Matilde-replicaba Alfredo-, la pastora huele mal y va mal vestida, puede molestar a los otros comensales…

-. Pues muy bien, para que no se moleste nadie, yo bajaré a comer a última hora, las tres de la tarde, cuando ya no queden comensales, será la última pero quiero que Lourdes coma en mi mesa y la misma comida (era un menú sencillo para todos)

Desde aquel día, Lourdes era dichosa porque- según sus palabras. nadie la invitaba a comer en una mesa con mantel….

Llegó el domingo y también el párroco de Catí que subía a celebrar la Misa Dominical a la Ermita de L´Avellá.

A la hora de comer, pregunté a Lourdes porqué no había ido a Misa. La respuesta de la pastora, me dejó pasmada…

-. Verá usted, es que el cura no me deja entrar en la ermita porque como voy mal vestida dice que huelo a oveja y que molesto a las personas finas que vienen a Misa…Tampoco me deja llevar flores a la Virgen….

-. Escúchame bien Lourdes ¿Tu quieres ir a la Ermita?…. Esta tarde, vienes conmigo al Rosario y llevas las flores que quieras a la Virgen.

Así fue. Entramos en la capilla, nos sentamos en el primer banco, aparece el mosén y dice a Lourdes que abandone el banco….

Allí, alcé la voz -para que me oyera la concurrencia- y le solté la parábola del Samaritano y también las citas de los “Sepulcros blanqueados” y que Lourdes era mi acompañante y  que si la obligaba a abandonar la iglesia, yo saldría con ella, pero que se atuviera a las consecuencias, porque enviaría una crónica al MEDITERRÁNEO-periódico de Castellón-, con este titular: “EL Sacerdote de Catí expulsa de la ermita a la pastora por sus pobres vestimentas…”

Como sucede casi siempre; los tiranos con la gente débil son cobardes y serviles, con las personas que consideran superiores o que pueden denunciar sus mezquindades…

Aquel cura mezquino que humillaba a la pastora, se volvió servil cuando se enteró de que estaba delante de una periodista que podía dañar su imagen…..

Lourdes, en mi compañía, comía en el comedor y asistía a la Eucaristía sin más historias.

A veces, por las noches, me acompañaba a dar largos paseos por los senderos de la montaña y me contaba su triste vida que ella convertía en un Canto a la Providencia…

Verá usted: Yo lo pasé mal con un hombre que me dio mala vida, pero ahora estoy muy contenta porque nadie me hace daño…Por las mañanas, al salir el sol, hago un altar con flores, pongo la estampa de la virgen y le digo que me cuide porque estoy sola. ¿Sabe una cosa? …Las mariposas, son mis amigas y vienen volando todas, de muchos colores y yo les digo “gracias amigas mariposas porque sois mis bellas amigas”… entonces ellas se posan encima de mí porque saben que las quiero….

Nunca supe donde dormía Lourdes; supongo que sería en el Corral donde guardaba las ovejas. La última tarde que pasé en L’Avellá, fuimos a dar el paseo por la montaña y le pregunté si no tenía pendientes. Ella me contestó que “nunca había tenido”

En aquel momento sentí infinita vergüenza pensando que casi todas las mujeres que conocía tenían cantidades de pendientes y Lourdes, la mujer buena, sensible con un alma tan espiritual carecía de un adorno tan tribal…..Saqué mis pendientes y se los coloqué en sus orejas…

-. “Toma Lourdes, que yo tengo muchos más”….

Nos fundimos en un abrazo mientras ella musitaba:

-. ¡Gracias, gracias ,nunca tuve una amiga como tú…  

Cuando indagué donde estaba para despedirme de ella, Alfredo me dijo; Lourdes dijo que tenía mucha pena y que no podía despedirse de usted……

Al día siguiente, regresé a Valencia y Lourdes se fue al monte.

Como ves, querido Hermano Félix, en este pícaro mundo, quedan muchos  CRISTIANOS que se avergüenzan de las personas que-según sus criterios-no están a su NIVEL…

Sin comentarios, sólo os lo ofrezco para que reflexioneis vuestra vida de cristianos, ¿Somos seguidores de Cristo?

Paterna…27 de febrero de 2019
Hno. Félix Benedico

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.