Casa de vida.

Casa de vida.

La representante de la Fundación Raoul Wallenberg, Silvia Costantini y el director del colegio La Salle San Giuseppe, Hermano Alessandro Cacciotti

La representante de la Fundación Raoul Wallenberg, Silvia Costantini y el director del colegio La Salle San Giuseppe, Hermano Alessandro Cacciotti

El pasado 14 de febrero, la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, ONG educativa, declaró “Casa de Vida”/”House of life” al Colegio La Salle San Giuseppe, Instituto De Merode, de Roma. Un centro que se localiza a escasos metros de la Plaza de España, uno de los lugares más visitados de  la capital italiana. Durante la ocupación nazi, el Colegio San Giuseppe abrió clandestinamente sus puertas a perseguidos, en su mayoría judíos, y les brindó asistencia alimentaria y medicinas (para ver más, clickar enlace: “Casa de vida“)
El programa Casas de vida es una iniciativa mundial del FIRW destinada a mantener vivo el recuerdo de las hazañas de rescate durante el Holocausto.

La Fundación Wallenberg que en los dos últimos años ha identificado 300 casas de vida por toda Europa, ha concedido al centro una placa conmemorativa. “Refugio para los inocentes perseguidos por los nazis”, el colegio De Merode es “casa de vida, como homenaje a cuantos allí sustentaron los valores de la solidaridad y del valor cívico”. Durante la ocupación nazi el Colegio San Giuseppe abrió clandestinamente sus puertas a perseguidos, en su mayoría judíos, y les brindó asistencia alimentaria y medicinas hasta el fin de la guerra.

En un acto celebrado en el centro y que contó con la presencia del H. Robert Schieler, superior del Instituto de los HH.EE.CC., representantes de la comunidad judía en Italia y de la propia Fundación, se recordó la gran labor de los Hermanos de La Salle durante la Segunda Guerra Mundial. En total, unas cuarenta personas fueron salvadas en el colegio. Muchachos escondidos entre los estudiantes y también entre los adultos, ocultos bajo el hábito religioso. Los Hermanos pergeñaron todo tipo de soluciones para camuflar a estos niños, organizaron primeras comuniones y confirmaciones, cambiaban el nombre de los alumnos de los registros escolares o se crearon padres y madres para estos niños.

Ojalá que este testimonio pueda inspirarnos a todos nosotros a ser instrumentos de paz.

 

Fuentes: 

http://lasallesantander.es/index.php/noticias/80-noticias-la-salle/2360-reconocimient-a-los-hermanos-de-la-salle-por-su-labor-en-la-segunda-guerra-mundial

http://www.raoulwallenberg.net/es/novedades/colegio-san-giuseppe-de-roma-es-nueva-casa-de-vida/

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.