La fuerza de la sonrisa
 La anunciación en la catedral de Reims
 La anunciación en la catedral de Reims

Se dice que son  necesarios cuarenta músculos para arrugar la frente, mientras que solo quince para sonreír. Aún así, hacemos más lo primero que lo segundo. Y es que “sonreír” también es un arte: es necesario ejercitarnos en ello. Y aunque pueda parecer ridículo, es un recurso muy potente y transformador: el arte de sonreír nos hace salir al encuentro del otro con una sonrisa.

Cuando sonrío a alguien, trabo relación con él de modo amigable; creo confianza, le digo implícitamente “qué gusto verte”, “qué bien te ves”, “que te vaya bien” etc. El arte de sonreír nos recuerda que, en medio de la rutina diaria y de los disgustos inevitables, debemos dedicar una sonrisa a las personas que nos rodean y que se relacionan con nosotros.

Una sonrisa desarma el mal humor, transforma nuestros sentimientos y tiene un efecto multiplicador.

Captura de pantalla 2016-02-26 a las 16.20.38Una persona amable es la que es digna de ser amada y capaz de mostrar su amor. La amabilidad está unida a ser cariñoso, afectuoso, cortés, agradable, servicial. Cualidades que nos hacen salir de nosotros mismos para estar orientados a los demás.

Los niños sonríen, antes de entender la amabilidad. Los niños no nacen siendo amables La sonrisa es innata, la amabilidad se aprende. Corresponde a los padres sentar las bases para que los niños entiendan que ser amable con los demás es una ventaja para todos. Y esto se consigue ejerciendo la amabilidad

Una sonrisa produce muchas endorfinas que son las hormonas de la alegría, y energía para el cerebro.

Una sonrisa genera: confianza, esperanza, gozo de vivir, agradecimiento, entusiasmo, fuerza para seguir caminando. Es un canto que impulsa nuestro ser, expresa el alma, ayuda a expulsar las emociones escondidas. Sonríe, canta y baila siempre que puedas

William Shakespeare decía: “Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de una espada”.

Captura de pantalla 2016-02-26 a las 16.21.18

 

 

 

 

Paterna, febrero de 2016

Hno. Félix Benedico f.s.c.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.