¿Buena suerte? ¿Mala suerte?

(Basado en el libro:” Ligero de equipaje” de Carlos G. Vallés)
Buena-Suerte-Mala-Suerte-Quien-sabe

Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un
viejo caballo para cultivar sus campos, Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaban para condolerse con él y lamentar su desgracia, el labrador les replicó:

-. ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?

Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos salvajes. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Éste les respondió:

-. ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?

Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir:

-. ¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?

Unas semanas más tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota, lo dejaron tranquilo.

¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?”

Todo lo que a primera vista parece un contratiempo puede ser un disfraz del bien y lo que parece bueno a primera vista puede ser realmente dañoso.

Hemos de reconocer, si somos honrados, que a fin de cuentas no sabemos qué es bueno o malo para nadie; y eso  aún con las limitaciones que tenemos y seguiremos teniendo, bastaría para devolvernos la paz interior en el difícil trance de tomar decisiones.

Sigamos haciendo lo que vamos haciendo, siempre con alegría y despreocupación,… todo saldrá bien al final.

Nunca sabemos a ciencia cierta qué va a ser bueno o malo para nosotros o para cualquier otro, pero seguimos haciendo alegremente lo que nos parece más oportuno en cada caso sin peso alguno en la mente ni preocupaciones en el corazón.

Así pues, será postura sabia que dejemos a Dios decidir lo que es  buena suerte y mala suerte, y le demos gracias de que todas las cosas se conviertan en bien para los que le aman

Paterna, 23 abril de 2016
Hno. Félix Benedico

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.