Reflexión de marzo (II)

José ¡Ese hombre! “Su madre María estaba prometida a José y, antes de vivir juntos, resultó que esperaba un hijo por la acción del Espíritu Santo”. Mt 1,18 Muchas veces me he preguntado cómo hubiera reaccionado yo. Sé cómo han hecho otros conocidos míos pero ¿y yo? Seguramente más visceralmente que José, el pobre. Es […]