fbpx

fotofamilia

Este domingo 17 de mayo se celebró en el Colegio La Salle de Teruel el acto de entrega del diploma oficial de Afiliado al Instituto para el capellán del colegio La Salle de Teruel, don Feliciano Gómez y para José Luis Martínez, actualmente profesor del colegio de Teruel en proceso de jubilación.

Al acto de entrega acudieron el Consejero General de La Salle en Roma, Hno. Rafa Matas, el Visitador Auxiliar del Sector, Hno. José María Valero, la directora del centro, Ana Fortea, así como miembros de la comunidad educativa y de la Comunidad de Hermanos de La Salle en Teruel.

En el acto de celebración de las dos nuevas afiliaciones al Instituto, el Hermano José María Porres realizó una semblanza de Feliciano Gómez y José Luis Martínez. Preciosos y emotivas palabras que, por su interés, transcribimos aquí literalmente:

El refranero español, auténtico vademécum de sabiduría popular, lo deja bien claro: “Es de bien nacidos, ser agradecidos”.

Cuando hace dos años – mejor dos cursos- en una reunión comunitaria, los Hermanos de la Comunidad, preparábamos nuestro Proyecto Comunitario, surgió el tema del agradecimiento. Consideramos que era preciso tener algún gesto de reconocimiento público a personas que se lo merecen por su dedicación a La Salle. Propusimos una lista de personas, dos de ellas están hoy aquí.

Este acto es pues, un acto público y oficial de reconocimiento y gratitud hacia FELICIANO y JOSÉ LUÍS., según leemos en el Diploma de Afiliación por “su notable compromiso a favor de nuestro Instituto, la calidad de su vida personal animada de la espiritualidad lasaliana y su participación activa y duradera en nuestra obra educativa”. (Diploma de Afiliación, 25.02 2015)

DSCF2369

Tanto FELICIANO como JOSÉ LUÍS llevan muchos años colaborando con nosotros, y cumplen todos estos requisitos.

FELICIANO llegó a este Colegio el año 1984, como capellán de la Comunidad y también del Colegio. Conocía La Salle, quizá indirectamente, porque siendo párroco de Blesa y coadjutor de Muniesa, entraría en contacto con Hermanos naturales de esos pueblos. Pero fue a partir del 1984 cuando se hizo más intensa la relación de FELICIANO con La Salle, cuando fue nombrado capellán del Colegio y de la Comunidad.

El primer contacto* de JOSÉ LUÍS con La Salle se remonta al año 1970, cuando desde Mallorca, ante la dificultad de encontrar maestros en la isla, se ofrecieron plazas a maestros recién graduados de Teruel. Allá fue todo ilusionado José Luís. Estuvo en el Colegio La Salle de Palma hasta el año 1975.

La añoranza de su tierra turolense hizo que, en cuanto pudo, solicitara plaza en el Colegio La Salle-San José de Teruel. Y hasta ahora.

Esta es la parte oficial, ejercida con maestría y verdadera vocación educadora; pero ambos han tenido su ‘pasioncica’:

FELICIANO ha colaborado –y sigue colaborando– en actividades, por decirlo de alguna forma ‘extraescolares’: atención pastoral a los internos, convivencias cristianas, campamentos de verano,… pascuas juveniles, encuentros de grupos juveniles que se reunían el mes de julio en Teruel, y un sin fin de actividades pastorales,…

FELICIANO, haciendo suyo el lema scout, ha estado ‘siempre listo’, siempre dispuesto para lo que se le pidiera, sin escatimar tiempo y sin mirar nunca el reloj. Si algo ha caracterizado a FELICIANO es su disponibilidad, su cercanía y su ‘lasalianismo’

Sus homilías, siempre que puede, con un toque lasaliano…; adaptándose al auditorio: haciéndose niño con los niños, intentando hacer llegar la palabra con un lenguaje comprensible para ellos,…

Sus muchas tablas con niños y adolescente le permite, en momentos difíciles y de cierta tensión, salir airoso del trance, con paciencia y buen hacer. Situaciones que a otros hubieran sacado de quicio a FELICIANO parecen no inmutarle, las resuelve con estilo de auténtico maestro.

FELICIANO no forma parte, por ahora, de la Comunidad de Hermanos, pero participa en muchos actos comunitarios: oraciones, algunas reuniones comunitarias, momentos de ocio,… El mismo reconoce que desde los primeros momentos se sintió acogido y que “poco a poco ha ido compartiendo momentos de la vida comunitaria en la sala de comunidad, en el comedor, cumpleaños, en las salidas al campo, y en algunos acontecimientos de las familias de los hermanos”, llegando, en esos encuentros, a formar parte, de la Comunidad como uno más.

Deseamos que cada vez más que su aproximación a la Comunidad sea más cercana y comprometida.

Para JOSÉ LUIS como profesor, “todos los alumnos han sido siempre muy importantes para él y han merecido su cariño, paciencia y dedicación; prestando una atención especial a los más pobres y necesitados. Es frecuente verle por los pasillos con niños con dificultades de aprendizaje, a los que enseña a creer en ellos mismos y a ir superando las posibles carencias. Sus palabras hacia ellos son especialmente dulces y animosas”.

Ahora, casi jubilado, se dedica a atender en clases de apoyo a los más necesitados.

A JOSÉ LUÍS si tuviéramos que buscarle en algún sitio, lo buscaríamos en el Club polideportivo La Salle o en los patios. Allí seguro que, a cualquier hora, lo encontaríamos, porque ha sido y es la niña de sus ojos. Por las tardes, los fines de semana, en vacaciones. Convirtiendo el deporte en un recurso educativo. Educar en valores: solidaridad, camaradería, caballerosidad, enseñando a ser caballero ganando, que es lo más fácil, y también perdiendo. Sin excluir a nadie, nadie que haya querido practicar deporte en el Colegio, habrá encontrado un rechazo por parte de JOSÉ LUÍS; sin buscar el deporte exclusivista y de élite, sino buscando la participación y la camaradería, la amistad,… formando verdaderos ‘equipos’.

JOSÉ LUÍS no es Hermano, aunque algunos que no lo conozcan pueden llevarse, a primera vista, a equívoco: “profundos valores cristianos, disponibilidad a cualquier hora, cercanía a todos, horas y horas atendiendo a los niños en los patios en horario extraescolar, paciencia de un santo y entrega total”.

Su sonrisa permanente, su buen humor, su trato cariñoso y cercano’, con continuos gesto de ternura, ‘ternura de madre’, que nos recomienda SJBS en la meditación dedicada a san Francisco de Sales (MF 101), ‘son regalos con los que nos obsequia a todos cada día”.

‘Mr. Regaliz’, algunos niños podrían muy bien llamar así a JOSÉ LUÍS.

Ni FELICIANO, ni JOSÉ LUÍS, eran partidarios de ningún homenaje. Hacen lo que hacen porque llevan La Salle en su corazón, y eso basta.

FELICIANO reconoce con frecuencia, cito textual, que “colaborar con La Salle ha sido para mí una auténtica gracia de Dios”.

Cuando iniciamos este proceso, en una charla con JOSÉ LUÍS me decía que hacía todo por tres motivos fundamentales: 1º por el Colegio; 2º por el Colegio y 3º por el Colegio. Lo mismo vale para FELICIANO.

Tres magníficas razones para que hoy tengamos este acto, oficial y público, de agradecimiento, porque como decía la escritora inglesa Gladys Bronwyn Stern**, La gratitud en silencio no sirve a nadie”. Y parafraseando podríamos decir que el agradecimiento en silencio ni es agradecimiento ni es nada.

Un reconocimiento público – aquí estamos todos para demostrarlo – y oficial –. “Junto con mi Consejo, escribe el Hermano Superior General en el Diploma de Afiliación, queremos señalar nuestro reconocimiento asociándole(s) más estrechamente a nuestra familia religiosa”–. (Diploma de Afiliación, 25.02 2015). Avalando el carácter oficial de este acto tenemos con nosotros al Hermano Rafael Matas, en su calidad de Consejero General del Instituto.

FELICIANO, JOSÉ LUÍS, MUCHAS GRACIAS en nombre del Colegio y en nombre de la Comunidad, de esta pequeña Comunidad de Teruel, de la Comunidad más grande del Sector-Distrito de España y Portugal y de la Comunidad entera del Instituto.

Esperamos contar muchos años más con vuestra presencia, vuestra colaboración, vuestro buen hacer y vuestra bonhomía.

MUCHAS GRACIAS

josemariaporreslopez

___________.

* Al acabar la Eucaristía el Hermano José Luís Miró y algún ‘viejo’ profesor, me corrigió algún dato. El primer contacto de José Luís con La Salle había comenzado mucho antes: Durante los año 1962 a 1967 había sido alumno interno en el ‘viejo’ colegio La Salle-san José, sito en la calle san Miguel.

** [Gladys Bronwyn Stern or GB Stern, (17 June 1890 – 20 September 1973). English writer. Born, Gladys Bertha Stern, in London, England, wrote many novels, short stories, plays, memoirs, biographies and literary criticism].

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información., pinche el enlace para mayor información.Información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies