fbpx

jesus-jambrinaEste matrimonio de maestros jubilados y vecinos de Teruel ha dedicado su vida a la enseñanza, la cooperación y la acción social. Para Jesús Jambrina han sido 48 los años de docencia en el colegio La Salle. Para su mujer, Consuelo Campos, 46. “Por nuestras aulas han pasado padres e hijos, e incluso, me atrevería a decir que en los últimos años vimos alguna tercera generación”, relata Jesús.

Han afrontado la enseñanza como una verdadera pasión, con una vocación que les ha llevado a implicarse también fuera de las aulas.

Durante su etapa profesional, colaboraron con la oenegé Proyde, que se dedica a la cooperación y al desarrollo de los países y regiones empobrecidas del planeta. Tanto es así que, a sus 55 años, decidieron embarcarse en una nueva aventura docente: se ofrecieron voluntarios para pasar un verano en la selva amazónica de Perú. Jesús lo recuerda como una experiencia “buena y al mismo tiempo desagradable” ya que aprendieron mucho pero fueron plenamente conscientes “del nivel de pobreza, la escasa calidad de vida, la cantidad de enfermedades a las que tienen que hacer frente sin apenas recursos; con decir que yo, a mis 55 años, era el mayor de la aldea, ilustra bastante cuál es la esperanza de vida allí”.

Más información>>>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información., pinche el enlace para mayor información.Información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies