fbpx

Encuentros con el Abbá II

abba1Es agosto. Estoy pasando unos días de vacaciones en Teruel. La temperatura es calurosa, pero la humedad ambiente es más llevadera que en Paterna.

Esta tarde he salido reconocer lugares antiguos, he llegado a lo que llaman “el patio del rey  don Jaime”, lugar donde reina el rodeno. Mientras el Hermano que me acompaña da una vuelta por la zona me he sentado sobre una roca a la sombra de una sabina contemplando cómo juguetean los cúmulos blancos con el azul del cielo y el verde de los pinos…

A mis espaldas una voz cariñosa me saluda preguntando

-. ¿Hola, maño? ¿Contando nubes?

-.  ¡¡Abbá!!, ¿Qué haces aquí, en esta soledad de rodeno, en plena canícula?

-. Te he visto tan ensimismado…, que me he dicho, voy a ver este hijo mío tan protestón.

-.  Gracias Abbá; estoy pensando en el correo de  Lola… ¿Has visto con que “ilusión” habla de los “Encuentros de Teruel” de hace 30 años?

-. ¿No querrás creer que fuiste tú el causante de ese cambio?… ¿Verdad?

-. ¡¡No!! Abba, No.

-. ¡Ah! Porque soy yo, Abbá, quien coloca a cada hijo-humano en la situación de decidir su vida y ella decidió, me eligió… ¡Claro que yo la había elegido antes!   (Hace 30 años, mi vida dio un cambio en el que, mi única misión, es hacer felices a los demás amando y así ser feliz amando. (Tarea difícil que no siempre consigo llevar a buen término).)

-. Abbá, no solo es tu hija, sino tu hija predilecta… ¿es verdad que al que amas  le haces sufrir un poco?

-.  Sí, maño, sí. Ya os lo dijo mi Hijo, Jesús… “Para que el sarmiento unido a mí, que soy la Vid, dé fruto hay que podarlo”… pero no temas “Él siempre está con vosotros hasta el final”, se lo he dicho Yo.

-. O sea, que nosotros sembramos la semilla que Tú nos has dado, el grano de mostaza, es tuyo, tú eres quien hace crecer la semilla… ¡Abbá, parece que todo lo haces Tú!

-. Así es, maño, todo lo hago Yo, pero con un amoooor., que parece que lo hagáis vosotros. ¡Os tengo en mi corazón!

-. Claro, ahora que pienso, tu elegido Saulo ya nos lo decía: “Saulo sembró, Apolo regó, pero es Dios quien da el crecimiento”. Te sirves de todos tus hijos para que suceda lo que Tú quieres… eres realmente un “Papá”, ¡un buen Papá manipulador!

-.  ¡Ay, maño!, no me compares. Si solamente me dieseis un abrazo y luego lo repartieseis entre  vuestros hermanos… ¡qué felices seríais!

-. Abbá, me haces pensar en lo que dices en el salmo 80, 12-14…

-. “Pero mi pueblo no quiso escuchar la voz mía; los hijos de Israel no quisieron obedecerme. Y así los abandoné dejándolos ir en pos de los deseos de su corazón y seguir sus devaneos. ¡Ah, si mi pueblo me hubiese oído, si hubiesen seguido los hijos de Israel mis caminos!”

-. Abbá, ¿Los cristianos seguimos tu voz, la de Jesús de Nazaret?

(¡Silencio!. Insisto. Ruego de nuevo.)

-.  Dime, Abbá, ¿los cristianos de hoy, tan intelectuales que somos, seguimos tus caminos?

Abbá, arrugó el entrecejo, hizo un ligero mohín y con una sonrisa pícara, me dijo:

-.  Maño, tengo muchos hijos que también me necesitan…, voy  dar una vuelta por “sus reinos”. Voy a ver a mi amado pueblo para darles paz, amor y esperanza, ya que me lo están aborregando algunos falsos pastores… que son pastores funcionarios.

… Y se perdió tras el rodeno en el cielo azul…

 

abba2Había dicho bastante…

Me quedé reflexionando.

¿Jesús, nos dio  leyes y normas o nos dio amor?

¿Inventó los pastores funcionarios O dijo: “Amaos como yo os he amado”?

Agustín de Hipona, un cristiano africano,  decía: “Ama, y haz lo que quieras, pero ama”

¿Puede el que ama, maltratar, odiar, despreciar…, al que ama?

No recuerdo donde leí que el verbo “querer” significa que lo desea todo, mientras “amar” quiere decir que lo da todo. ¿Será verdad?

De verdad ¿amar es felicidad?

Las rocas de rodeno me sonreían desde su altura y comentaban con sus amigos los pinos, robles y sabinas: ¡Qué poco conocen estos humanos al Abbá!

H. Félix Benedico
Teruel Agosto de 2014

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información., pinche el enlace para mayor información.Información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies